Diferencias entre lámparas LED, lámparas UV y lámparas UV/LED. ¿Cuál elegir?

Una lámpara de uñas es un componente fundamental de tu kit de manicura para tener siempre tus manos en perfecto estado. Tanto si quieres realizar esta operación en casa, como si piensas utilizarlo de manera profesional, debes contar con uno de estos dispositivos para conseguir un acabado de calidad y duradero.

Hoy en día, gracias a sus precios económicos, a la facilidad de su uso y a su sencillo mantenimiento, cualquier persona puede tener un secador de uñas y disfrutar de una manicura profesional.

Lamparas de uñas

Podemos encontrar en el mercado tres tipos de lámparas de uñas:

Todas tienen en común que emiten una radiación, pero cada una en diferentes longitudes de onda. Mientras que las lámparas UV cuentan con una amplia gama de espectro de radiación, en el caso de las lámparas LED este espectro es menor.

El proceso de secado

El esmalte de uñas en gel se cura mediante la reacción con longitudes de onda ultravioleta (UV), que inciden sobre las moléculas llamadas fotoiniciadores que contiene el gel y las activan, Una vez activados, los fotoiniciadores causan una serie de reacciones químicas más pequeñas que provocan un endurecimiento del esmalte en gel, también llamado «curado». De esta forma quedan perfectamente fijados a la superficie de la uña.

Las lámparas UV emiten longitudes de onda UV amplias, por lo que necesitan más tiempo para realizar el proceso de curado, pero funciona con todos los tipos de gel, incluidos los geles de LED.

Por su parte, las lámparas LED utilizan longitudes de onda más estrechas que se enfocan en fotoiniciadores específicos en el secado de geles tipo LED para que éstos se curen más rápido, pero no van a conseguir un buen curado con los geles de UV.

En el caso de los esmaltes semipermanentes, cualquiera de los dos tipos de radiación consigue un secado perfecto

Vamos a analizar las principales características de cada tipo de lámparas de uñas, para que tengas más claro cuál es la que más te conviene.

Tipos de lamparas de uñas

Lámparas UV de uñas

Son las primeras que salieron al mercado y actualmente están perdiendo en parte la popularidad que llegaron a alcanzar, aunque aún siguen teniendo muchas adeptas.

Las lámparas UV de uñas se suelen clasificar por la potencia de sus dispositivos. lo que viene dado por el número de bombillas que contiene. Las bombillas tienen una potencia estándar de 9 W, por lo que una lámpara que contenga 4 bombillas tendrá 36 W de potencia, que viene a ser lo habitual.Un inconveniente que tienen este tipo de secadores de uñas es que suelen sufrir bastante desgaste y van perdiendo efectividad con el tiempo, por lo que deberemos ir cambiándolas periódicamente, lo que se observa por una menor luminosidad en la parte inferior de la bombilla.

De todas formas, su vida útil es cercana a las 100 horas, por lo que si la vas a usar para tus manicuras en casa tampoco tendrás que preocuparte en exceso por este aspecto. Para las lámparas con un uso intensivo en un salón de uñas, la duración estimada es de 2 a 4 meses.

El tiempo de secado en una lámpara UV de uñas de 36 W para cada capa en las manicuras semipermantes (base, color y top coat) es de 120 segundos aproximadamente, dependiendo de la marca del esmalte.

En cuanto a las uñas de gel, el tiempo de curado con estos dispositivos también es de 120 segundos, pero con la ventaja de que podremos utilizar todas las variedades de geles disponibles en el mercado, tanto los UV como los LED, ya que como apuntamos anteriormente, las lámparas UV cubren una gama mayor de longitud de onda, necesaria para el curado y la fijación del gel a la superficie de la uña.

El tamaño de las lámparas UV suele ser mayor que el de lámparas LED, lo que en parte dificulta su movilidad, pero que también nos va a permitir introducir la mano entera y llevar a cabo el secado de los cinco dedos a la vez.

Otro de los efectos secundarios que producen las lámparas UV es la exposición a la radiación UV, aunque es mínima en comparación con otras actividades, como tumbarnos en la piscina, usar cabinas de rayos UVA. La mayoría de la luz UV que emiten las lámparas de uñas es UV-A, que es menos nociva para la piel que la UV-B.Para prevenir estos posibles efectos existen guantes protectores de manos para minimizar los posibles daños.

Lamparas de uñas

Lámparas LED de uñas

La llegada al mercado de las lámparas de uñas con tecnología LED supuso una evolución con respecto a las lámparas UV, ya que se acortaban notablemente los tiempos de curado necesarios, algo que era valorado muy positivamente en los salones de manicura.

El principal problema que tienen este tipo de secadores de uñas, es que cubren un espectro menor de longitud de onda, por lo que únicamente curan los esmaltes de uñas de gel que están formulados para ajustarse con este tipo de luz, aunque sí que consiguen un acabado perfecto con los esmaltes semipermanentes (capa base, esmalte y top coat).

Por el contrario, encontramos otras muchas ventajas comparándolas con las lámparas UV de uñas, son:

  • Tiempo de secado muy inferior, ya que cada capa consigue un acabado perfecto con 30 segundos
  • Vida útil de las bombillas LED mucho mayor, aproximadamente entre 3.000 y 5.000 horas, por lo que no tendremos que preocuparnos por el mantenimiento de la lámpara, ya que su potencia no disminuye con el tiempo, como en el caso de las lámparas UV
  • No son dañinas para la piel
  • Consumen menos energía y son más respetuosas con el medio ambiente

En cuanto al precio, suele ser un poco superior al de las lámparas UV, aunque también puedes encontrar modelos con buenas prestaciones por una cantidad bastante asequible.

Lámparas UV/LED

Son los modelos que más están creciendo en el mercado, ya que combinan las dos tipos de luz: UV y LED, por lo que no tendremos que preocuparnos por el tipo de uñas de gel ni esmalte con el que vayamos a trabajar,

Al ser la tecnología más novedosa, el precio va a ser un poco mayor que en los otros dos tipos de lámparas de uñas, aunque la diferencia no es muy significativa y siguen siendo dispositivos muy asequibles.

¿Qué lámpara de uñas elegir?

La elección de tu lámpara de uñas debes hacerla teniendo en cuenta los productos con los que vas a trabajar y el presupuesto del que dispongas, pero nuestro consejo es:

  • Si vas a utilizar sólo esmaltes semipermanentes y uñas de gel para realizar tus manicuras en casa: Bastará con una lámpara UV, con lo que el coste será menor
  • Si vas a utilizar esmaltes semipermantes y geles LED: la mejor opción será una lámpara LED
  • Si vas a utilizar todo tipo de geles y esmaltes semipermanentes y quieres un uso profesional, bien sea para tus propias manicuras, o si quieres dedicarlo a tu actividad laboral: decántate por una lámpara UV/LED

Esperamos haberte aclarado un poco las diferencias entre los tipos de lámparas de uñas que podemos encontrar en el mercado. De todas formas, si quieres saber un poco más sobre el resto de aspecto que debes tener en cuenta antes de elegir la que mejor se adapte a tus necesidades, te recomendamos que eches un vistazo a nuestra guía de compra.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies